Perros y Cachorros

Pase el cursor sobre la imagen para ampliar

Esbilac® Kit de alimentación de emergencia

El Esbilac® Kit de Alimentación de Emergencia contiene un paquete de sustituto de leche Esbilac® de ¾ oz, un Bene-Bac® Plus Gel de 1g y un amamantador/biberón de 2 oz para darle todo lo que necesita para alimentar a un cachorro recién nacido. Esbilac®, formulado científicamente, proporciona a los cachorros una nutrición avanzada que es fácil de digerir y se asemeja a la leche materna en proteínas, grasas y carbohidratos.

Disponible en medidas: 1 Kit que contiene Esbilac 3/4 oz, un Bene-Bac® Plus 1g, una botella para alimentar de 2 oz

Donde Comprar Únase a nuestro programa de Comprador Frecuente →

Información del Producto

Esbilac también está fortificado con vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales para asegurar la absorción adecuada de nutrientes. Asegúrese de que su cachorro crezca sano, vital y fuerte con Esbilac, el sustituto de leche para cachorros número 1 en ventas de PetAg®. Bene-Bac® Plus Gel para Animales Pequeños es un gel apetecible en tubos de 1 gramo fáciles de usar que contienen FOS concentrado y microorganismos vivos y naturales. El Bene-Bac® Plus Gel para Animales Pequeños se recomienda cada vez que un animal experimenta cambios en las condiciones nutricionales o ambientales.

Esbilac®:

Bene-Bac® Plus Gel:

Botella para Alimentar de 2 oz:

Esbilac®

Instrucciones para Mezclar: Agite o revuelva suavemente una parte de Esbilac en polvo en dos partes de agua tibia (una parte es una cucharadita, una cucharada o una taza). No use una licuadora. Esbilac reconstituido debe refrigerarse.

Instrucciones para la Alimentación: Todos los cachorros deben recibir la leche de su madre durante al menos 2 días, si es posible. La leche de calostro proporciona nutrición adicional e inmunidad temporal contra algunas enfermedades. Caliente Esbilac reconstituido a temperatura ambiente o corporal antes de servir. Alimente a los gatitos con 2 cucharadas (30mL) de Esbilac líquido por cada 4 oz (115g) de peso corporal al día. La cantidad de alimentación diaria debe dividirse en porciones iguales para cada alimentación. Las necesidades de los cachorros variarán y es posible que sea necesario aumentar o disminuir esta cantidad, dependiendo del individuo. Los cachorros jóvenes y/o débiles deben ser alimentados cada 3 a 4 horas. Los cachorros mayores pueden alimentarse bien cada 8 horas. Pesar a los cachorros diariamente para asegurar una alimentación adecuada. Consulte a su veterinario para obtener asesoramiento adicional.

Almacenamiento: El polvo sin abrir debe mantenerse en un lugar fresco y seco. Esbilac reconstituido debe mantenerse refrigerado por hasta 24 horas. El polvo abierto debe refrigerarse hasta por 3 meses, o congelarse hasta por 6 meses para preservar la frescura.

Bene-Bac Plus

Instrucciones de Uso: Recién nacidos: 1/4 a 1/2 gramo al nacer; 1/2 gramo los días 3, 5 y 7 y al destete. Huérfanos alimentados a mano: aumente de 1/2 a 1 gramo los días 7, 14 e introduzca a los alimentos sólidos. Después del destete y mayores: 1 gramo hasta 10 libras de peso corporal. Un gramo adicional por cada 10 libras de peso corporal de hasta 50 libras. Use gel 2 veces, con 3 días de diferencia. Colocar en la boca o mezclar con la comida.

Información General: Dé la cantidad indicada cuando un animal llegue por primera vez; cuando viaja (antes de la salida y después de la llegada); una o dos horas después de la desparasitación; al nacer; antes de suplementar o criar a mano al recién nacido; al destete; cuando ocurren cambios en la dieta; o según lo indique su veterinario cuando los animales sean tratados con antibióticos. Si la diarrea o la anorexia (pérdida de apetito) persisten, comuníquese con su veterinario.

Almacenamiento: Almacenar a temperatura ambiente.

Puede considerar:

Una Pregunta Común

¿Deben refrigerarse los sustitutos de leche en polvo?

Sí, todos los productos de sustitutos de leche deben refrigerarse después de abrirse. Los polvos Esbilac® y KMR® están basados en leche y contienen grasa, por lo tanto, tienen el potencial de estropearse bajo ciertas condiciones. También pueden experimentar crecimiento bacteriano cuando se almacenan incorrectamente. La lata de polvo debe guardarse en el refrigerador o congelador después de abrirse. Los polvos se mantendrán en el refrigerador hasta por 3 meses, o en el congelador hasta por 6 meses.

Ver Todas las Preguntas Frecuentes